19.12.14

SOBRE EL PASADO DEL FUTURO (VIII)

La popularización del futuro.

 A pesar de esa lucha entre detractores y propulsores del progreso maquinista, la idea de progreso tecnológico difundida a través de descubrimientos como la dinamo, generan nuevos manifiestos maquinistas como “Le Futurisme” (1912) de Marinetti así como el apoyo a nuevas figuras de poder denominadas bajo el término “Tecnocracia”. Uno de esos adeptos tecnócratas, Hugo Gernsback, se convierte en uno de los principales  propulsores de la difusión de estas historias fantásticas asociadas a la tecnología y el progreso a través de los magazines populares estadounidenses, publicando revistas como “Science wonder Stories”[1] (de 1929 a 1955), a las que pronto se sumaron “Futuria Fantasia”[2] de Ray Bradbury, “Utopia News”, “Astounding Stories” (1930) o “Amazing Stories[3], con un amplio intercambio entre editores y lectores a través de secciones abiertas al público, así como mediante la creación de asociaciones como la “Sociedad Utópica” o la “Liga de la Ciencia Ficciónfundada en 1934 por el mismo Gernsback, que tuvieron bastante éxito también en Inglaterra antes de la II Guerra Mundial[4]. Resulta interesante la aparición en este período de nuevos términos tan vinculados a la ciencia ficción como la palabra “Robot”[5], derivada de la fantasía “R.U.R. Rossum’s Universal Robots” (1921) escrita por Karel Capek.








[1] Dónde se emplea por primera vez el término Ciencia Ficción.

[2] Ver: MOSKOWITZ, Sam. Explorers of the Infinite. Shapers of Science Fiction.  World Publishing Company. Nueva York, 1963.

[3] Tendencia que se acrecentó después de la II Guerra Mundial con la aparición de “Fantasy and Science Fiction” (1949), “Worlds of IF” (1950), “Galaxy Science Fiction”, que publicaron grandes obras maestras de la Ciencia Ficción como “Farenheit 451” de Ray Bradbury, “The Demolised Man” de Alfred Bester o “The Martian Shop” de Howard Fast.

[4] Dónde el pionero fue Walter H. Gillins con sus “Tales of Wonder” (1937).

[5] Derivado del  término checo “Robota”.